Por redacción de Sin Comillas

Estudiantes universitarios en las áreas de ingeniería eléctrica, mecánica, de computadoras, agrícola e industrial y ciencias de cómputos tendrán la oportunidad de participar en el reto estudiantil Challenge to Innovate: NASA Edition, una iniciativa del programa de pre-aceleración de pre18 y el Technology Transfer Office (TTO), ambos programas del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico (FCTIPR), junto al centro de innovación Engine-4, en donde tendrán un espacio de trabajo para desarrollar soluciones con tecnología de la NASA.

Se escogerán 60 participantes que durante 12 semanas tendrán acceso a seis tecnologías de la NASA con las que podrán desarrollar y evaluar un plan de comercialización único para las industrias de la agricultura y la manufactura farmacéutica.

Los estudiantes recibirán capacitación y mentoría de la mano de expertos de pre18. Asimismo, tendrán un lugar de trabajo para prototipar en el espacio colaborativo de Engine-4 en Bayamón. De igual manera, recibirán el apoyo del Tech Transfer Office del FCTIPR para entender mejor las patentes y la tecnología.

Entre las tecnologías que los estudiantes estarán trabajando durante las semanas de la competencia se encuentran tecnologías de manufactura para la industria de manufactura farmacéutica como: Passive Smart Container (MSC-TOPS-36); Precision Low Speed Motor Controller (MSC-TOPS-76); e Improved Infrared Contrast Analysis and Imaging (MSC-TOPS-34); así como tecnologías para la agricultura como: Microwave-Based Water Decontamination System (MSC-TOPS-53); Multi-Stage Filtration System (GRC LEW-TOPS-93) y Flash Pose (GSC-TOPS-102). Los estudiantes también tendrán la oportunidad de reunirse con el inventor de estas tecnologías para aclarar dudas durante el proceso.

“Nuestros programas parallel18 y el Technology Transfer Office han trabajado arduamente durante meses junto con la NASA para definir toda la logística de esta competencia, que le permitirá a los estudiantes acceder a tecnologías innovadoras. La oportunidad que brinda esta iniciativa es única ya que los estudiantes no solo trabajarán de la mano con tecnología de la NASA, sino que también se podrán reunir con los creadores de dichas tecnologías y tendrán acceso a mentores mientras trabajan desde Engine-4, cuyo espacio ha sido catalizador de innovación en la isla”, destacó Lucy Crespo, CEO del FCTIPR.

“En parallel18, a través de nuestro programa pre18, nos entusiasma mucho poder proveer a estudiantes las herramientas necesarias para motivarlos innovar. Más aún cuando el estudiante tiene el conocimiento técnico que se requiere para esto. Queremos desarrollar y ver el potencial y las capacidades que tienen estos alumnos para crear soluciones innovadoras con tecnologías ya creadas, que podrían llegar a ser productos comerciales y salir al mercado”, comentó Eduardo Padial, director de Operaciones de parallel18.

“Con Challenge to Innovate: NASA Edition queremos darle la oportunidad a los estudiantes a que investiguen, construyan y aprendan a pensar en cómo se puede crear un negocio o monetizar sus investigaciones. El reto busca que los participantes creen soluciones de ‘hardware’ para la industria de manufactura farmacéutica o agrícola con la meta de prepararlos para presentar y explorar la posibilidad de vender o crear una empresa derivada de su proyecto”, destacó Laura Delgado, ejecutiva de Startups en parallel18.

“Con esta iniciativa, el Technology Transfer Office quiere brindarles a los estudiantes todas las herramientas necesarias para que conozcan sobre la transferencia de tecnología, desarrollen y eventualmente comercialicen sus productos. El estudiante que pase por esta competencia saldrá con todo el conocimiento para así hacerlo”, expresó Josiah Hernández, gerente de Tecnología de TTO.

Por su parte, Luis Torres, cofundador de Engine-4 destacó que, “Desde el 2018 los programas y colaboraciones entre empresas privadas grandes o pequeñas han estado en aumento. Esta colaboración entre todos nosotros—Engine-4, parallel18, TTO, el Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación—para trabajar este proyecto de incubación y desarrollo de este grupo de patentes otorgadas por NASA será una gran experiencia para todos los grupos y, a su vez, demostrará los grandes cambios en el desarrollo de la comunidad ‘tech’ y científica de Puerto Rico, así como la exposición de los talentos de las diferentes universidades en la isla. Para mí es un gran honor esta oportunidad de trabajar junto a estas entidades y poner a la disposición nuestro Laboratorio 5G y NB-iot para el grupo de estudiantes y mentores en este gran proyecto.”

De las 12 semanas de duración que tiene este reto estudiantil, seis semanas serán de aprendizaje virtual y las otras seis serán parcialmente presenciales en el centro de innovación Engine-4 en Bayamón, con todas las medidas de seguridad requeridas. Una vez culminen el programa, los estudiantes tendrán la oportunidad de presentar sus proyectos en un Industry Day en donde podrán interactuar con posibles clientes dentro de la industria farmacéutica y agrícola para lograr validar y crear sus propuestas de valor. También tendrán la oportunidad de ganar cuatro premios en efectivo, que van de los $1,000 a los $2,000 mediante presentación a un panel (pitch).

El programa está dirigido a estudiantes universitarios de ingeniería mecánica, ingeniería eléctrica, ingeniería de computadores, ciencias de cómputo, electrónica y demás concentraciones similares de cualquier universidad de Puerto Rico que deseen desarrollar productos de “hardware” que incursionen en la tecnología limpia (cleantech) y calidad de agua aplicadas a la agricultura. El reto también va dirigido a estudiantes que quieran entender cómo vender o crear empresas de productos fundamentados en ciencia.

Los estudiantes interesados en participar tienen hasta el 8 de febrero para llenar y someter la solicitud.

Print Friendly, PDF & Email