Sólo se han desembolsado y/o comprometido el 43% del total de fondos federales asignados

Por redacción de Sin Comillas

Entre septiembre 2017 y principios de febrero 2021, la economía de Puerto Rico ha recibido $76,700 millones en asignaciones federales de fondos de emergencia relacionadas con la recuperación del huracán María (septiembre, 2017) y la pandemia del COVID-19, según un análisis de División de Análisis y Política Económica de la firma Estudios Técnicos, Inc. De ese total, sólo se han desembolsado y/o comprometido $32,600 millones, lo que representa el 42.5% del total.

“Lo que llama la atención es que esa cantidad de fondos no haya impactado el crecimiento económico, aunque sí han evitado un colapso económico mayor”, explica la firma de consultoría.

Hasta diciembre de 2020, según datos del Portal de Transparencia de COR3, se habían asignado $60,500 millones en fondos federales para la reconstrucción tras el huracán, de los cuales se han desembolsado $17,700 millones, un 29.3% del total.

Para el manejo de los efectos de la pandemia COVID-19 , se han asignado $16,200 millones hasta febrero 16, según datos del Committee for a Responsible Federal Budget. Se han comprometido y/o desembolsado $14,900 millones, que representa el 92.0% del total asignado.

Por categoría principal, el 41.3% de los fondos asignados por COVID, unos $6,700 millones, son de apoyo o suplementos al ingreso personal. En esta categoría están los fondos destinados a beneficios por desempleo ($6,000 millones) y al gobierno local y municipios ($4,100 millones). Los fondos asignados al gobierno representan el 25.5% del total, la mayor parte de los cuales corresponden al Fondo de Ayuda Coronavirus ($2,200 millones).

Los programas de préstamos, en particular los del “Paycheck Protection Program” (PPP), representan el 22.1% del total, $3,600 millones. La distribución por línea de negocios ha sido amplia, pero la mayoría de los préstamos fueron para comercios ($374.5 millones), seguido por empresas de salud ($229.0 millones) y de servicios profesionales ($214.8 millones).

Dentro de la categoría de Otros Gastos, aparecen $671.0 millones asignados. De estos, unos $325.0 millones fueron para Vivienda y $294.0 millones para instituciones de educación superior, de los cuales las instituciones públicas recibieron $84.0 millones, la Universidad Interamericana $59.1 millones, y el Sistema Universitario Ana G. Méndez $58.1 millones.

“La base de datos no permite distinguir claramente lo que se asignó de los dos desembolsos por concepto de los cheques de estímulo (marzo y diciembre 2020), ni si están incluidos o no. Tomando como base el dato del Departamento de Hacienda en cuanto al número de residentes que se beneficiaron del segundo desembolso ($600), se estima que entre ambos pagos directos los residentes elegibles habrán recibido cuando menos $5,000 millones”, explica Estudios Técnicos.

El presidente Joe Biden propone la aprobación de un nuevo paquete de estímulo federal para la pandemia por $1.9 billones (en inglés, $1.9 trillions). Este paquete incluirá pagos directos de $1,400 por contribuyente y $350 millones para el gobierno y los municipios.

“Habría que tomar en cuenta, en términos de flujos totales de fondos los otros fondos federales tradicionales (Transferencia unilaterales federales) que reciben los residentes, entidades, y gobierno estatal y locales, que en el fiscal 2019 ascendieron a $13,800 millones. La mayor parte de éstas corresponden a los recibos netos por concepto del Seguro Social y Medicare. Estamos hablando de unas magnitudes de fondos públicos impresionantes para una economía como la nuestra, con una población de 3.2 millones de habitantes”.

Print Friendly, PDF & Email