A A
RSS

El ajuste fiscal no ha terminado y el crecimiento económico tendrá que esperar

Wed, Jan 23, 2013

Economía

AGP Informe Transicion

Por Luisa García Pelatti

La Administración de Luis Fortuño logró reducir el déficit presupuestario de $3,000 millones a $1,000 millones, pero no fue suficiente. Ahora, el gobernador Alejandro García Padilla está obligado a darle prioridad a la estabilización de las finanzas públicas y debería dejar los planes para estimular la economía para un poco más adelante, si quiere tener éxito. El panorama económico se antoja sombrío y la sociedad deberá llegar a acuerdos para hacer reformas que serán difíciles de encajar.

Los economistas no aconsejan tratar de resolver los dos problemas a la vez: reducir el déficit y lograr que la economía crezca. Los países que lo han intentado han fracasado, dijo el economista Juan Lara durante su reciente participación en el Foro de Construcción del Colegio e Contadores Públicos Autorizados.

“Muy probablemente lo que vamos atener que hacer es de nuevo darle prioridad a la estabilización fiscal. Plantearnos un programa en dos etapas: acabar de cerrar el déficit estructural y en la segunda etapa dedicarnos a estimular la economía. Yo no trataría de hacer las dos cosas a la vez. Fortuño lo intentó y no pudo”.  Y eso que el gobierno de Fortuño contaba con los $6,000 millones de la Ley Federal de Recuperación Económica (ARRA, por sus siglas en inglés).

Pero dejar para más adelante el estímulo significa que la economía no va a crecer durante un tiempo y venimos de una recesión que ya dura siete años.

¿Qué podemos esperar?

En el mejor de los escenarios, dice Lara, la economía tendrá una recuperación gradual y frágil. El crecimiento todavía sería negativo en el actual año fiscal (-0.7%) y empezaría a crecer 0.8% en el año fiscal 2014, 1.1% en el 2015, 1.3% en el 2016 y 1.5% en el 2017. Se trata de una economía anémica.

“Pero hay otra posibilidad menos agradable: una recaída en la crisis con una nueva recesión”. Si Standard & Poor’s degradara la deuda de Puerto Rico, si el Gobierno tuviera dificultades para financiar el déficit, si el Gobierno tuviera que adoptar medidas de control de gastos de forma abrupta, éste es el escenario económico que nos esperaría.

Los indicadores económicos más recientes muestran que la economía en lugar de fortalecerse se ha vuelto a debilitar y que estamos en “resbalando hacia la recesión”.

“Esta economía es como un paciente crítico y ha llegado un momento en que no puede seguir como está: o mejora o empeora, pero seguir como está no es viable”. Y emporar es volver a caer en una recesión, lo que en inglés se conoce como un “double-dip”

¿Borrón y cuenta nueva?

Las elecciones y el cambio de Gobierno puede haber hecho pensar a algunos que las cosas han cambiado y que los problemas económicos a los que nos enfrentamos son nuevos. Pero son los mismos que antes del 6 de noviembre. El ajuste fiscal no se ha terminado.

El programa de ajuste fiscal empezó en la administración de Aníbal Acevedo Vilá, que cuando llegó, hace ocho años, se encontró con un déficit estructural de $1,300 millones, explicó Lara. Para reducirlo se recortan gastos y se aumentan impuestos y se crea el Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU).

Pero el déficit en lugar de reducirse, aumenta y supera los $3,000 millones. Cuando llega Luis Fortuño, con la presión brutal de las agencias clasificadoras, que amenazan con degradar a chatarra la deuda y el problema del Sistema de Retiro, asume la prioridad de reducir el déficit.

“El programa de austeridad de Luis Fortuño fue bastante severo y era predecible que iba a profundizar y alargar la recesión, porque no hay manera de implantar medidas de recorte de gasto que no tengan un efecto recesionario”, asegura Lara. Tampoco ayudaron la crisis financiera internacional y el alza del petróleo.

Pero tras cuatro años de austeridad, el déficit no se ha eliminado y todavía supera los $1,000 millones. Y volvemos a estar con el problema del Sistema de Retiro y “la pistola en la sien” de las agencias clasificadoras de crédito que amenazan con degradar los bonos a chatarra.

Aunque Fortuño no completó la tarea, “hay que darle crédito por haber reducido el déficit”.

La falta de crecimiento es el problema principal

Es urgente que la economía crezca. No lo hace desde el 2006 y esa falta de crecimiento “está carcomiendo la economía de Puerto Rico”. Lara opina que completar el ajuste fiscal y estimular la economía son dos objetivos muy difíciles de reconciliar.

“Esta economía ha estado por mas de un año en una situación de estabilización sin crecimiento. El riesgo es que la crisis recurra y que en lugar de mejorar empeore y que terminemos teniendo otra década perdida”, advierte el profesor de economía.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,


8 Responses to “El ajuste fiscal no ha terminado y el crecimiento económico tendrá que esperar”

  1. Ya se ve que esto comenzo mal. El otro dia, el nuevo titular de la Salud, dijo que tenia los fondos….Dice que tiene los fondos para el “hoyo negro” de problemas del gobierno? O comenzo mintiendo o no sabe de lo que esta hablando?Report

  2. Cuestiono una premisa básica: ¿A qué le importa a la empresa privada las deudas del gobierno?

    Propongo que poco le importa, a menos que esta deuda afecte a la demanda por sus productos y servicios.

    El problema fundamental es que las empresas privadas en Puerto Rico generalmente no producen bienes y servicios que son globalmente competitivos. El mercado interno de PR es demasiado pequeño para depender de un estímulo keynseniano de demanda. Tenemos que vender a los mercados externos o, mejor dicho, atraer consumidores a la Isla.

    Si la empresa privada estuviese produciendo estos productos y servicios competitivos, habría más demanda, más inversión y más trabajo en PR.

    Por lo tanto, la pregunta clave es ¿Por qué no se produce más bienes y servicios globalmente competitivos en PR?

    En otras palabras: ¿Por qué las empresas escogen otros lugares en donde operar e invertir?

    Los factores pueden ser varios, entre ellas: 1) la complejidad de hacer negocios en PR, 2) falta de capital humano, 3) costos altos, 4) pobre calidad de vida, y 5) complicaciones de transporte en operar desde una isla.

    Estas son preguntas empíricas y habría que tomar encuestas objetivas para poder precisar las causas. A falta de estos datos empirícos, sólo podemos utilizar la razón, nuestras experiencias y la experimentación – lo cual quiere decir hacer las cosas de manera diferente a las del pasado.

    En cuanta a experimentar, el gobierno puede “estimular” a la economía sin seguir utilizando incentivos contributivos que desangran a nuestro fisco. Como Ziro señala, el gobierno puede, por ejemplo, simplificar la reglamentación, comenzando con las leyes laborales.

    Pero, además, el gobierno debe identificar las áreas donde realmente PR es competitivo. La manufactura tradicional (en particular, la de farmacéuticas) no es una. Y olvidémonos también de “la economía de conocimiento” – no tenemos la masa crítica y estamos demasiados atrasados, comparado con otros países.

    Donde sí tenemos este potencial y recursos iniciales es en el turismo y en el entretenimiento.

    Vamos a simplificar el ambiente para la empresas privadas en estos sectores. Y vamos hacerlo de una manera políticamente factible. Vamos a crear una ciudad de acta constitutiva (un “charter city” parecida a la propuesta del economista Paul Romer) en Roosevelt Roads, con leyes de negocios agilizadoras en una jurisdicción independiente.

    El “estimúlo” vendrá de concesiones (no ventas) de terrenos por tiempo limitado. El “estimulo” vendrá de una jurisdicción y régimen legal independiente. Probablemente va requerir una enmienda a la constitución para proteger a la ciudad de politiquería. Sin embargo, una iniciativa – con la composición actual de la legislatura – podría tener éxito.

    Al tener un lugar de experimentación económica en esta nueva ciudad, PR puede descubrir nuevas técnicas para usarlas en otras áreas de la Isla.

    Aparecen más detalles en “Puerto Rico: El Manual de Rescate Económico” (2013). Barnes & Noble, Amazon, The Book Patch.Report

  3. ZiroPeraloca says:

    Me parece que aunque el análisis del Sr. Gutiérrez es valido,no se puede categóricamente decir que el Kensianismo es totalmente ineficaz en estimular la economía de esta isla.

    El problema es que el estímulo del gobierno ,no puede funcionar hasta que se den otras condiciones para que este funcioné. Por más que se trate de estimular la economía, esto no es posible con los costos de energía en esta isla,con la leyes laborales populista,con uniones obreras con mentalidad de lucha de clases ,con un sistema de permisos obsoleto y con políticos los cuales no entienden la importancia de la empresa privada como motor de la economía puertorriqueña. Ninguna semilla por más que se le abone y riegue va a crecer en terreno infertil.

    Ese es el gran dilema de esta isla. Como hacemos que los políticos entiendan que no hay soluciones fáciles,y que tienen que primero reestructurar los elementos que no permiten que la empresa privada pueda crear empleos en nuestro país.Report

  4. Luego de leer la noticia en epígrafe, que esencialmente presenta los elementos básicos de la ponencia del Dr. Juan Lara en el recién celebrado Foro de Construcción del CCPA, y los agudos comentarios a la misma del Dr. Elías Gutiérrez, pensé en la frase que la leyenda le atribuye Coauhtémoc a la hora de su tortura y al oír las quejas de un noble azteca que estaba sufriendo lo mismo a su lado: Yo no estoy en un lecho de rosas.

    Decididamente, la economía de Puerto Rico y por ende el nuevo Gobierno entrante no están en un lecho de rosas.

    El dilema que describe Juan Lara es terriblemente agobiante: si comprometemos recursos fundamentales del gobierno para reactivar la economía–léase crear empleos y estimularn el desarrollo de pequeños y medianos negocios–nos corremos el riesgo de que se acentúe el déficit del presupuestario del Gobierno Central y recibamos las penalidades inexorables de las casas acreditoras.

    Pero la ausencia de estímulo por parte del Gobierno Central implica la condena de la economía a un estancamiento indefinido,o en el mejor de las casos a un crecimiento extremada, inaceptablemente lento.

    Por ahora la salida de crisis parece ser una mezcla de las dos cosas: esfuerzos de ahorro en el gasto público y de aumento en la eficiencia y productividad de las agencias para contribuir a la reducción del déficit y consistencia en el esfuerzo de promover el alza en el empleo mediante estímulos concedidos con suma cautela y a los que se les haga un estricto seguimiento para asegurar su cumplimiento.

    No se trata de grandes de proyectos de inversión pública que requieran enormes recursos y la expansión de la ya abultada deuda pública, sino de un flujo de gastos que sobre la marcha, al generar empleos, va creando fuentes de recaudo para el gobierno y efectos multiplicadores de ingreso y empleo para la economía como un todo.

    Tarde o temprano la cantidad puede convertirse en calidad. La iniciativa de creación de emplos del Gobierno puede convertirse en la chispa que encienda el motor de la economía y ayude a recuperar la confianza de las personas de negocio locales, de los consumidores y de empresas extranjeras que puedan interesarse en venir a Puerto Rico.

    El riesgo de postergar el estímulo hasta que logremos conjurar el défict fiscal es que caigamos en trampa hooveriana en que se hundió la administración Fortuño. La despedida en masa de empleados públicos redujo el déficit fiscal pero agravó la recesión y los amagos de recuperación que se observaron a final fueron producto del gigantesco paliativo que vinieron a ser los fondos ARRA.

    Cierro con la famosa frase que dijo Rocky Marciano después de arrebaterle el título de campeón mundial del peso completo al legendario Jersey Joe Walcott: I knew I had to do something drastic. Marciano dijo eso porque el envejecido pero aun glorioso Walcott le dio una batalla feroz hasta el final de la pelea y Marciano, que noqueó en forma fulminante a su rival, llegó a pensar que estaba atrás en las anotaciones de los árbitros.

    En suma: no estamos en un lecho de rosas y tenemos que hacer algo drástico.

    O como dice el querido amigo y colega Elías Gutiérrez: Tenemos que encontrar la ruta para escapar de la crisis.Report

  5. Luis Otero, Presidente de Jaguar de PR says:

    Desde el rompimientos de los acuerdos monetarios de Bretton Woods, tras la crisis petrolera de 1973, se codifico un sistema capitalista basado en la riqueza a corto plazo donde el valor de las corporaciones solo esta determinado por el valor presente de flujos de efectivos futuros en funcion del riesgo. Donde esta el desarrollo del capital social y humano en esa formula?

    Hoy dia son las corporaciones las instituciones que dominan a la sociedad y su unico objetivo es la generacion y acumulacion de riqueza. Es empiricamente imposible que el Gobierno resuelva los problemas sociales. De hecho, lo que pueden hace es muy poco. Tenemos que explorar la economia solidaria, donde el sector que acumula el dinero (las corporaciones) asume la respinsabildiad ineludible de procurar balances sociales porque es lo humanamente justo.

    La Globalizacion, a diferencia de la Mundializacion, si puede ser reversible y modificarse. El resultado neto de nuestro sistema es un mundo donde 60,000 multinacionales controlan 2/3 partes del comercio del planeta. Acumulan tantos billones de dolares (Merges & Acquisitions; osea, sacan tanto efectivo del sistema que impacta de forma negativa la demanda agregada de bienes y servvicio y la escala de movilidad social.

    Si no democratizamos o liberamos el recurso del dinero de los mercados de capital de forma estrategica y socialmente responsable el sistema social y democrativo va a colapsar.

    Les invito a que vean los reportes del Comisionado de Instituciones Financieras de PR. Mientras en la decada del 2000’s hubo una contraccion de un -.2% en la economia de Puerto Rico los activos manejados bajo la firmas de corretaje subian en billones de dolares. De hecho de $13,265 millones en 1997 a mas de $35,000 millones en el 2012.

    Decada perdida para quien? Donde esta el problema?

    Asumamos nuestra responsabilidad en esta coyontura historica.Report

  6. Angel Rivera says:

    Por mucho tiempo he señalado que esta crisis, mayormente de origen endógeno y exacerbado por factores exógenos, se ha caracterizado por que las tradicionales medidas para reducir los efectos recesionarios, como señala el colega Dr. Gutiérrez en su comentario, se han agotado y/o simplemente no han funcionado como antes debido a los cambios estructurales de la economía de Puerto Rico y la cual tiene un sesgo al lado negativo. El sector público en mi opinión ha perdido el potencial de estimular a la economía y debería transferir una parte significativa de ese rol al sector privado, esto mediante la creación de un ambiente de negocios saludable, confiable y dinámico.

    La severa crisis fiscal y crediticia del gobierno en 2008-09 (y que ha perdurado), donde el crédito de PR estaba a punto de chatarra mientras las finanzas y el crédito de las principales corporaciones públicas encargadas de realizar inversión pública estaban fuertemente restringidas y las consabidas pero inevitables políticas de ajustes fiscales, más la recesión en su tercer año de duración, habrían de llevar a la recesión a su punto más intenso. Esto era previsible pero como habría mencionado en el pasado, estos ajustes aunque fuesen dolorosos, eran necesarios mientras lograron estabilizar la caída en la actividad económica, el nivel del crédito de PR y presentar los primeros aumentos en la actividad económica cinco años después desde que la recesión comenzó en abril de 2006. Sin embargo, es importante destacar que la actividad económica tras haber alcanzado esta estabilización y las primeras señales de recuperación, como se ha planteado en los pasados meses, la misma se encuentra nuevamente en una etapa de retraimiento con señales de que se avecina otro periodo recesionario al señalar el Índice de Indicadores Coincidentes la quinta reducción consecutiva hasta el mes de noviembre.

    En mi humilde opinión, concuerdo plenamente con los planteamientos del Dr. Lara en cuanto a que habrá que encontrarse una solución permanente a la crisis fiscal de manera que se retome una ruta concreta para volver a la senda del crecimiento económico. Se criticó mucho las decisiones de política económica del pasado, pero seamos sinceros, ¿qué otras alternativas habían en ese momento frente a tan dantesco panorama fiscal? Me parece que muy pocas.

    Alcanzar el balance fiscal estructural debe ser una meta inmediata y debemos estar claro que conllevará sacrificios. Debe haber, como señaló mi colega el Dr. Lara hace unas semanas, una “concertación” de aspiraciones de todos los sectores para lograr que se alcance los cambios estructurales que el País necesita y que en mi opinión tanta resistencia ha encontrado a través de los años. Simplemente, el mundo cambia y debemos estar en esa dinámica. Me refiero a cambios estructurales en el mercado laboral, energético, contributivo y de gobierno, entre otros.

    Es definitivo y como se ha planteado desde hace meses, la crisis no ha terminado y que faltaba o falta trabajo por realizar. Me parece que estos planteamientos fueron claros y sin espejismos. Habrá que seguir tomando decisiones bien difíciles en aras de salir de esta crisis, aunque muchos sectores no lo entiendan. Es mi humilde opinión.Report

  7. Jorge Pagán says:

    Desempleo crónico, emigración de los que trabajan, deuda pública con recaudos decrecientes. Duele decirlo, pero llegará el momento en que la quiebra sea la decisión pertinente. No sería el primer gobierno o corporación, ni el último en hacerlo.Report

  8. ¿Porqué no funciona?

    ¿Porqué los gobiernos lucen incapaces de encontrar la ruta correcta para escapar de la crisis? Esa pregunta es crucial para las cuatro generaciones que conviven éste momento histórico.

    Creo que la contestación la encontramos precisamente en la historia reciente. La filosofía que ha prevalecido durante 60 años en el mundo consiste en predicar un activismo centralizado de los gobiernos. Ese activismo se traduce en la práctica en la utilización del gasto público como remedio ideal para todo tipo de problema. No importa la naturaleza o causa del problema, el remedio consiste en tirarle dinero. Dinero que generalmente pertenece a “otros”.

    Cuando se agota el dinero, los gobernantes, funcionarios y políticos se desorientan. Continúan con una retórica consistente con la “solución” tradicional. El problema ahora es que la “solución” no funciona. No funciona porque se ha llegado al límite. La acumulación de deuda ha llevado al límite a los gobiernos. No hay dinero que echarle a los problemas. Cuando lo hubo se echó sin prudencia, a mansalva, a todos los problemas. No se resolvieron los problemas. Solo se dio la falsa impresión de progresos. No obstante, a flor de piel, persistían los graves problemas estructurales que carcomen las economías.

    Hoy se presenta una situación difícil porque no hay recursos financieros ni reales para continuar con la estrategia tradicional. Con el correr del tiempo, la estrategia que hoy no es ya factible, produjo efectos malsanos colaterales. Uno de estos efectos nocivos es la extrema dependencia de grandes porciones de la sociedad en el gasto público. Esa dependencia ha sido utilizada por los partidos políticos como peldaño en su lucha por advenir al poder. El populismo ha tenido el efecto de empeorar todas las condiciones que han hecho crisis.

    Abramos los ojos. No funciona.Report

Donaciones


Opciones de pago

Ad

Sign up for Titulares de Sin Comillas

* = required field

powered by MailChimp!

Archivo

Sin Comillas

Contacto: Luisa Garcia Pelatti